La Acción Exterior de España en el 2018

África

África es una prioridad estratégica y política para España. Actualmente, el avance de la democracia, el crecimiento económico y las dinámicas de integración regional abren nuevos escenarios frente a la persistencia de la pobreza, el sida y las amenazas contra la paz y la seguridad. 

El Gobierno español quiere impulsar una visión de África como un espacio de crecimiento inclusivo y sostenible, de paz, seguridad, estabilidad política, y respeto a los derechos humanos. Dicho interés coincide con los objetivos de los países africanos, incluidos en la Agenda 2063 de la Unión Africana. A nivel subregional, España se esfuerza en cooperar en el Sahel, África occidental y el Cuerno de África, sin olvidar a Guinea Ecuatorial y a los países de la SADC.

Asia y Pacífico

Asia se ha convertido en el centro más dinámico de poder en el mundo. En 2050, más de la mitad de la producción global surgirá de este continente. Además, actualmente supone el 42% del Gasto en Innovación del mundo y es responsable del 40% de la producción científica mundial. 

España quiere incrementar su presencia en la región para reforzar resultados en todos los ámbitos. Por ello, en enero de 2018 se aprobó la Visión Estratégica para España en Asia 2018–2022, la cual analiza la evolución reciente en Asia y en España, así como los retos y oportunidades en los próximos años.

Iberoamérica

Los países de América Latina y el Caribe han experimentado profundos cambios que han motivado un nuevo enfoque en las relaciones de España con la región. Las economías latinoamericanas se han modernizado, sus clases medias han crecido, los proyectos de integración y concertación se multiplican y muchos países miran hacia el Pacífico. 

En este contexto, España diseña sus relaciones bilaterales según la peculiaridad de cada país, procurando mantener con todos ellos relaciones privilegiadas. El objetivo es potenciar los mecanismos de diálogo político, coordinarse en organismos internacionales y explorar, en beneficio mutuo, las oportunidades económicas. Además, España desempeña un papel esencial en el diseño de la política de la UE hacia América Latina y el Caribe.

El Mediterráneo

El Mediterráneo sigue siendo una de las prioridades de la política exterior española y las relaciones con los países mediterráneos y con la región en su conjunto un desafío mayor. Su estabilidad y prosperidad inciden en nuestra estabilidad y prosperidad y en la estabilidad y prosperidad de la UE. 

España ejerce su política mediterránea en dos niveles. En el ámbito bilateral, intensificando nuestras relaciones bilaterales, y en el ámbito de la UE, defendiendo el tratamiento preferente de la Política de vecindad ante la urgencia de actuar frente a otras situaciones.

Al mismo tiempo, España participa activamente en todas las iniciativas de cooperación a nivel regional -Unión por el Mediterráneo- o a nivel subregional -5+5- y en los foros de diálogo y cooperación -OTAN, OSCE, Consejo de Europa, OCDE-, así como promoviendo nuevas iniciativas de diálogo y cooperación.

Oriente Próximo y Magreb

En su larga tradición como país de entendimiento entre culturas y civilizaciones, España ha mantenido y mantiene una política exterior muy activa tanto en el Magreb como en Oriente Próximo. España coopera con la estabilidad y el progreso de ambas zonas, así como la resolución de los conflictos existentes. 

La región del norte de África constituida por Mauritania, Marruecos, Argelia, Túnez y Libia, el Magreb ha sido objeto de una atención prioritaria por parte de la política exterior española. Factores como la proximidad geográfica, la vinculación histórica y la densidad de los intercambios humanos, económicos y culturales han favorecido e impulsado las relaciones con nuestros vecinos del sur.

La buena vecindad y la cooperación caracterizan las relaciones de España con los países de Oriente Próximo que, en los últimos años, se han fortalecido con tratados comerciales que han permitido exportar bienes y tecnología española para construir nuevas infraestructuras en algunas de estas naciones, especialmente las del Golfo. 

Gibraltar

España ha solicitado reiteradamente al Reino Unido entablar negociaciones, en cumplimiento de lo dispuesto por  las Naciones Unidas, para llegar a una solución definitiva del contencioso de Gibraltar, única colonia existente en Europa. 

Dado que el Derecho de la Unión Europea solo se aplica en el Peñón gracias a la pertenencia del Reino Unido a la UE,  la salida del Reino Unido de la UE implica necesariamente la de Gibraltar. Así se recoge en el punto 4 de las orientaciones del Consejo Europeo de 29 de abril de 2017 sobre el Brexit, y también en las instrucciones de la Comisión Europea. 

Sobre las relaciones que después del Brexit vaya a mantener Gibraltar con la Unión Europea, hay que estar a lo dispuesto en el punto 24 de las orientaciones, que dice literalmente: “Una vez que el Reino Unido haya abandonado la UE, ningún acuerdo entre la UE y el Reino Unido podrá aplicarse al territorio de Gibraltar sin acuerdo entre el Reino de España y el Reino Unido”. Esto rige también para el período transitorio que eventualmente se acuerde, como se recoge en las orientaciones de 15 de diciembre y las instrucciones a la Comisión de 29 de enero de 2018.

Terrorismo

El terrorismo supone hoy por hoy una de las mayores amenazas a los logros y derechos conseguidos en materia de justicia, seguridad y libertades. Además, constituye una de las amenazas más graves para la paz y seguridad internacionales. Supone una de las mayores violaciones de los derechos humanos y las libertades fundamentales, así como de los principios fundamentales de democracia y de respeto al Estado de derecho.

La cooperación internacional es la mejor vía para poder hacer frente de forma efectiva a una amenaza a la que ya no puede responderse desde una óptica exclusivamente nacional. España defiende un planteamiento integral de las estrategias internacionales de lucha contra el terrorismo, de manera que esta amenaza sea abordada en todas sus dimensiones, incluyendo los factores que conducen a la radicalización y el extremismo violento.

Marca España 

Marca España es una estrategia de gestión consciente de la imagen y reputación de España. Es una política de Estado cuya eficacia reside en el largo plazo. Su objetivo es mejorar la imagen de nuestro país, tanto en el interior como más allá de nuestras fronteras.

Es un proyecto de Estado inclusivo e integrador, con vocación de permanencia en el largo plazo. El Objetivo Marca España 2020 es afianzar una imagen de España en el exterior que se ajuste a la realidad, como potencia económica y política entre los primeros países del mundo; una visión de país tradicional y moderno, al mismo tiempo que sólido, solidario, rico, diverso, flexible y abierto al cambio. 

Se trata de poner de relieve las innumerables fortalezas de España en los ámbitos de la cultura, el patrimonio, la lengua, la ciencia, la tecnología, el turismo, la moda, la gastronomía, y la solidaridad, entre muchos otros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s