Joaquín Castellón es un periodista que lleva trabajando diez años para La Sexta y fue uno de los responsables de la investigación de los Papeles de Panamá, la cual recibió un Premio Pulitzer en la categoría de “periodismo en profundidad”.

En esta entrevista nos ha detallado cómo se desarrolló este proyecto que compartían cientos de periodistas y varios medios de comunicación. Le hemos preguntado sobre el criterio que se aplica para decidir qué se publica y qué no, sobre las fuentes y sobre las presiones y coacciones. También le hemos consultado cuestiones sobre el Caso Trias. Además, nos ha explicado todos los aspectos relativos a las sociedades “offshore” y nos ha contado qué opinión tiene sobre la integridad del “establishment”.

ENTREVISTADOR: Ciento cuarenta políticos y cargos públicos a escala mundial, más de 500 bancos implicados, millones de euros no declarados al fisco y 376 periodistas, de 76 países trabajando juntos… Recordemos que el resultado de cuarenta años de secretos financieros son once millones de archivos. ¿Cómo te llega la información y cómo se reparten los documentos entre los periodistas? ¿Cómo se acuerda la fecha en la que los medios sacan a la luz estas informaciones? ¿Es difícil que con un asunto tan trascendental no haya filtraciones?

JOAQUÍN: Bueno, la información llega a Süddeutsche Zeitung, que es el medio alemán que recibe todos estos once millones y medio de documentos, 2,4 terabytes. Y a partir de ahí, comienzan a repartirlo. Nosotros lo contamos como que es un equipo de fútbol. Ellos son los capitanes, después está el Consorcio Internacional, que sería un poco el entrenador, el que dice dónde hay que jugar, cuáles son los nombres más importantes. Nos guía un poco a todos para que sigamos unas directrices parecidas, y luego, en cada país estamos los jugadores. En España estamos El Confidencial y La Sexta, que somos los que recibimos la información y empezamos a trabajarla.

E: Como responsable de la investigación de los Papeles del Paraíso o Papeles de Panamá, ¿Según qué criterio se decide qué publicar y qué no? ¿Solo se publica aquello que tiene relevancia pública y/o mediática?

J: Publicamos todo lo que tenga interés público. Hay muchos nombres que aparecen que no tienen interés público, que no tienen relevancia, y por eso decidimos no sacarlos a la luz. Entonces, todos los nombres que nos parecen que pueden tener cierta importancia, cierta relevancia, que pueden ser.. Mira hay una cosa muy curiosa por ejemplo, que es cómo por continentes vamos viendo también qué interesa a cada país. Cuando hacemos una reunión y nos juntamos todos los periodistas en Alemania, para ver qué seleccionamos, ves como por ejemplo, Latinoamérica se centra mucho en narcotraficantes; ves como el norte de Europa habla siempre de grandes empresas, ahí salió Nordea, por ejemplo, que es uno de los grandes bancos; y los países latinos, lo que nos importaba y lo que más buscábamos, era a políticos. Entonces, relevancia pública, interés público, es el único criterio para ver qué nombres salen y cuáles no.

E: ¿Es difícil encontrar fuentes que se presten a revelar información? Según tenemos entendido, la fuente que destapó el escándalo era anónima, ¿se sigue sin saber quien fue?

J: Sigue siendo anónima, y por eso está protegida. Lo difícil de este tipo de fuentes es que se enfrentan a años de cárcel, se enfrentan a persecución. Hay que ver el otro dia a Falciani, por ejemplo, le detuvieron por ser uno de los grandes filtradores. También, el que filtró LuxLeaks, ha estado perseguido y está, de hecho actualmente, en prisión. Mantener el anonimato de la fuente es fundamental para protegerla y para que pueda haber otras filtraciones.

E: Como periodista de investigación, te habrás encontrado con intentos de coacción desde el primer día, pero este es un caso completamente diferente. ¿Cómo es estar en el punto de mira de tanta influencia internacional? ¿Has recibido muchas presiones? El medio para el que trabajas, la Sexta, ¿se planteó no publicar esta información?

J: No. Siempre se planteó publicarla, no hubo ninguna duda con esto. La única duda es que tuviese relevancia pública, lo que íbamos a sacar, que tuviese importancia. Y presiones… Por suerte yo tengo un jefe que es Antonio García Ferreras, que es el que aguanta sobre su espalda todo el peso de las presiones. Cuando alguien nos llegaba a nosotros y nos ponía muchos problemas, él era el que estaba respaldándonos, y eso te da mucha tranquilidad. Presiones claro que hubo, claro que hubo gente que llamó, claro que hubo quien se intentó reunir con los jefes de esta cadena. La Sexta con Antonio García Ferreras, El Confidencial con Nacho Cardero… Son los que más… Nuestros jefes, los que más han aguantado esa presión.

E:¿Se han amparado “al secreto del periodista” para no tener que revelar información clave a los investigados? ¿El derecho a comunicar fue libremente respetado en tu caso?

J: No sé a qué te refieres exactamente con el secreto del periodista. Nuestra fuente nunca ha sido revelada y nadie nos preguntó quién era exactamente nuestra fuente. Nuestra fuente, se puede decir que era Mossack Fonseca, y es lo que decíamos muchas veces: “si tienes cualquier duda sobre la información que estamos revelando, vete directamente al despacho de abogados y que ellos te lo expliquen”. Lo mismo pasó con los Papeles del Paraíso, cuando alguien nos ponía algún problema: “sabéis donde acudir, sabéis cuál es el despacho”, en ese caso, Appleby. En el caso de Xavier Trias, por ejemplo, cuando nos pidió la información: “te la enseñamos sin ningún problema, nos sentamos el tiempo que haga falta para explicártela, y si quieres más datos puedes pedirlos directamente a Appleby”, el despacho de abogados que la manejaba.

E: ¿Se llegó a secuestrar alguna de tus publicaciones en virtud de una resolución judicial? Recordemos que es la mayor filtración de información de toda la historia de España.

J: Sí, se han usado en unos cuantos casos de corrupción. Se ha usado, creo recordar, en el caso Púnica, en el caso de los Pujol… Y sobre todo, han servido por ejemplo, para recaudar, creo que son ciento dos millones de euros. Eso simplemente ha sido lo que se sacó hasta este momento, bueno hasta este momento, hasta hace unos meses, de los Papeles de Panamá. Lo mismo pasó con la lista Falciani, también sirvió para recoger dinero, y lo que está en los Papeles del Paraíso, que también entendemos que se está trabajando ya, y sabemos que la Fiscalía analiza los documentos para ver qué puede sacar.

E:¿Recuerdas alguna llamada telefónica de los aludidos? En tal caso, ¿cómo fue? ¿Llegó a llamarte alguien del entorno del ministro de exteriores? Destacar que Rafael Catalá colocó un fiscal anticorrupción que tenía una sociedad “offshore” vinculada al escándalo de los Papeles de Panamá.

J: Bueno, lo del fiscal anticorrupción no estaba directamente relacionado con nuestros papeles. Las llamadas… Recuerdo un montón, o sea yo he llamado a José Manuel Soria, he llamado al entorno de José Luis Cebrián, incluso al propio Luis Cebrián, hemos llamado a Imanol Arias… Yo personalmente sí las recuerdo todas, y es curioso siempre la reacción, decimos que son como las fases del duelo, ¿no? Que vas pasando desde la negación, al final a una aceptación, pasando siempre por una negociación en medio, a ver cómo pueden solucionarlo, o a ver si pueden darnos algún tipo de información para que no publiquemos. Al final se acaba publicando.

E: ¿Cómo conseguiste junto a tu equipo, la entrevista con Xavier Trias? ¿Fue error del jefe de prensa del ex alcalde o no le dijisteis en qué se iba a focalizar la entrevista? ¿Esperabas el comportamiento y las respuestas de Trias tras ser preguntado sobre su supuesta implicación en una estructura “ offshore ”? ¿Cómo te sentiste en esa entrevista?

J: Nunca nos preguntó para qué iba a ser la entrevista, así que por eso fuimos a hacerla así. De hecho, el consejo de Antonio García Ferreras, cuando planteamos cómo ibamos a plantear ese tema, por dónde íbamos a ir, qué información teníamos… Cuando haces ese estudio previo de todo lo que íbamos a contar fue: “nunca se miente”. Nos lo dejó muy claro, entonces, cuando le llamamos dijimos: “si nos pregunta, vamos a decir la verdad, no hay ninguna duda”. Nadie nos preguntó de qué iba a ser la entrevista, así que nos dijeron… Nos dieron una hora, un día, que además era el dia perfecto, el día que queríamos, que era a dos días de la publicación, para que tuviese tiempo suficiente después para poder reaccionar, si tenía cualquier duda o cualquier problema… Y nunca nos pidió la información, y decir que tampoco nunca se quiso volver a reunir con nosotros para que le enseñáramos los papeles. Así que eso también da un poco de sentido a todo lo que paso después, que fue que admitió que estaba relacionado a ese “ trust ”, a esa sociedad.

No, yo no esperaba ninguna de esas respuestas, yo esperaba que en la… De hecho, hicimos una pequeña apuesta, ¿no? De a ver en qué momento se iba a levantar de la entrevista. Yo pensaba que se iba a levantar en la tercera pregunta, cuando ya entrábamos a machete con el tema del“ trust ”y con la familia… Pero no, aguantó todo. De hecho, él en la entrevista miraba todo el rato a su jefe de comunicación, se perdía un poco… De hecho, se ve como ya no me mira a mí en ningún momento, ya está mirando a otro lado. Ya estaba bastante desconcentrado, yo sinceramente creo que pedía ayuda al jefe de comunicación para que le sacara de ahí, y no ser el que dice: “me quiero ir”, pero aguantó hasta el final. De hecho se vieron, creo que siete minutos en emisión, pero en la entrevista grabamos veinticinco, o sea hay muchas más preguntas, hay muchas más “no respuestas”. Y a la hora de editar, sí que intentamos dejar siempre… Que él hablase más de lo que realmente habló. Él se cerró en banda, él decía… Ya empezó a acusar a partir de la mitad de la entrevista, a acusar de que no habíamos dado la información, que estábamos jugando sucio… Bueno sacamos lo mejor que podíamos contar, para que él también… Lo que nos interesaba saber era su explicación, no quedar nosotros bien, entonces para que se explicase lo mejor posible.

E: ¿Qué impacto ha producido en tu vida profesional y personal publicar estos documentos? ¿Cree este caso será recordado por la opinión pública?

J: Yo creo que Papeles de Panamá sí que marcaron un antes y un después. Sí que fue un caso que impactó y contaré que al comienzo, cuando empezamos a prepararlo todo, nuestro miedo era que no supiéramos explicar bien de qué estábamos hablando. Creo que cuando antes escuchabas Suiza, escuchabas Gibraltar, escuchabas Andorra… Sabías que hablabas de algo sucio, tú decías: “los Pujol tienen cuentas en Suiza” y decías: “hay guarreo seguro”. Pero cuando te decían, no sé, cualquiera, Imanol Arias: “tiene una sociedad en Panamá”, bueno, no sabías muy bien por qué, ni cómo había llegado ahí y tal. Creo que sí, que eso sirvió para educar un poco en qué es una sociedad “ offshore ” y en que no solo hay tres paraísos fiscales, sino que el planeta entero está lleno de paraísos fiscales.

E: ¿Son los papeles de Panamá y otros casos recientes la punta del iceberg? ¿Hasta qué punto crees en la integridad del establishment? ¿Crees que volverá a haber otra filtración tan reveladora como ésta a corto plazo?

J: Yo… Ojalá que haya otra filtración, ojalá que sea a corto plazo, y si puede ser mañana, sea el medio que sea, adelante. Porque también servirá para que la sociedad sea más consciente de lo que está pasando. Yo creo que sí que sirve.

Sí desde luego, son la punta del iceberg. Los Papeles de panamá… Para que te hagas una idea, creo recordar que Mossack Fonseca tenía el cinco o seis por ciento de las sociedades “ offshore ” que se hacen en Panamá. Vale, nos quedan el noventa y cuatro por ciento de sociedades que hay en Panamá. Y después, eso solo en Panamá, empieza a sumar ahora Isla De Man, suma Samoa, suma Niue, suma Bahamas, suma, suma, suma, suma suma… Hasta algunos despachos de abogados que hay en la Castellana, que también son los que acaban montando este tipo de sociedades “ offshore ”.

Hay muchísimos casos que no han sido descubiertos, no tengo vamos, ninguna duda, porque yo mismo me sorprendía cuando encontrábamos algunos nombres en los papeles, entonces seguro que queda mucho por descubrir. Estamos hablando de que Mossack era el 6 por ciento, solo Panamá tiene otro 94 por ciento. Multiplica por treinta lo que hemos sacado de Panamá, eso seria, mas o menos, así a grosso modo, a matemática fácil, lo que pueda haber ahí. Y ahora multiplica eso por paraísos fiscales. Sí, sí que hay mucho.

¿Dudar del “ establishment” ? No hemos encontrado pobres en los Papeles de Panamá.

E: El Premio Pulitzer es el máximo honor que un periodista puede recibir y a ti te lo han otorgado en la categoría de “Periodismo en profundidad”, ¿qué se siente al recibir un premio tan reconocido en el mundo del periodismo?

J: Bueno, el premio se lo dieron al proyecto. Entonces todos los que estábamos ahí, siempre decimos que es como cuando dan un premio a la selección, o gana la copa del mundo. “Nah”, ninguno de nosotros, es el equipo entero. Y es un premio que nos sentó especialmente bien y nos gusto mucho, lo disfrutamos además un montón, y lo celebramos como si lo hubiéramos ganado cada uno de nosotros, porque era la primera vez que se daba a un proyecto de este estilo, que es lo que también, al Consorcio le hacía especial ilusión.

Los Premios Pulitzer son para periódicos norteamericanos, entonces un premio que se abra tanto al mundo y que reconozca una forma de hacer periodismo… He de decir que era complicado de explicar, que para nuestros propios jefes también era difícil de explicar, “que mira, nos va a llegar una filtración que compartimos con otros periodistas”. Los periodistas habitualmente somos como “Gollum”, tienes una exclusiva, tienes tu pequeño tesoro que quieres proteger, no quieres que nadie se entere ni compartirlo, para llevarte tú el mérito, y que nadie más se lleve la gloria con esta historia. Entonces, saber que estás compartiendo eso con otro medio de comunicación, con otros compañeros, con unos informáticos… Eso es lo que yo creo que lo hizo bonito, que todo el mundo se sumase, y que el premio fuera, como dicen en la lotería: “tan repartido y que cayese donde más se necesitaba”. Esto fue más o menos, un premio muy repartido por todo el mundo y eso es lo que lo hacía especial

E: ¿Qué consejo les darías a las nuevas generaciones que aspiran a trabajar en el ámbito del periodismo de investigación?

J: No soy capaz de dar ningún consejo, pero que trabajen. Que trabajen y que pongan ilusión. Haceros ricos no os vais a hacer, o sea, olvidaros de la sociedad “offshore” , no la vais a tener nunca, y posiblemente, tampoco tengáis dos “Mercedes” en el garaje. Si os gusta, disfrutarlo.

4.1.- ACLARACIONES DE LA ENTREVISTA

  • La entrevista que hemos llevado a cabo para la obtención de información ha sido objetiva, y ha estado centrada en la investigación de los Papeles de Panamá. Además, ha sido estructurada, es decir, que todas las preguntas estaban preparadas de antemano.
  • El formato original de la misma es visual. La grabación del vídeo se ha realizado con una cámara P2 HD, en la redacción de La Sexta en Alcobendas.
  • La presente entrevista ha sido transcrita literalmente, para que no pueda observarse ningún tipo de manipulación en la misma. Por esta razón pueden aparecer interjecciones, expresiones propias del lenguaje oral, palabras malsonantes, e incluso alguna estructura sintáctica poco coherente.
  • El vídeo trabajado y definitivo de la entrevista se ha realizado con el programa de edición AVID.
  • Dicho material se incluirá en la entrega del trabajo, así como se proyectará en el aula. En esta entrevista se ha hablado de sociedades “offshore”, de “trust” y del “establishment”. Estos términos son poco comunes en el uso cotidiano, por lo que vamos a hacer una breve aclaración sobre los mismos:
  • Sociedad “offshore”: este término denomina cualquier entidad jurídica creada según las leyes de un Estado extranjero, y cuya actividad se realiza fuera de la jurisdicción en la que está registrada. Es decir, son aquellas empresas creadas en un paraíso fiscal, en el cual no se desarrolla ninguna actividad comercial, y en consecuencia, no hay empleados. Se pueden utilizar para acumular patrimonio, para desviar beneficios o para comprar inmuebles y acciones, entre otras cosas. La rentabilidad fundamental de este tipo de sociedad son las ventajas fiscales que ofrece y el secretismo del país, pues los adjudicatarios pueden ocultar su identidad, y por consiguiente, no declarar estas sociedades a Hacienda y eludir el pago de impuestos.
  • “Trust” o “ fideicomiso ” : se trata de una cesión de capital o de bienes procedentes de personas físicas o jurídicas, pero con la diferencia de que ese poder se ejerce en una jurisdicción “offshore”. Por lo que, al igual que las sociedades “offshore”, este entramado se beneficia de los privilegios y del secretismo de los paraísos fiscales. Los agentes que lo administran se denominan gestores “ offshore “ y las sociedades o las personas que constituyen esta cesión son conocidos como “ grantor ” o “ settlor ”.
  • “Establishment”: es un término inglés que ha sustituido el concepto de clase dominante o clase dirigente. Es decir, es relativo a todo grupo social, institución o persona que tiene una influencia significativa en el conjunto de la sociedad.
  • ¿Es ilegal el uso de “offshore” y de “trusts”? El uso de “ offshore ” y de “ trusts ” no es ilegal. Es legal siempre y cuando el beneficiario lo declare a las autoridades fiscales del país en el que reside. El Banco Mundial asegura que “en la gran mayoría de los casos de corrupción, financiación del terrorismo, lavado de dinero y fraude, los vehículos corporativos (entendiendo con ello, sociedades, fideicomisos o cualquier otro tipo de estructura) se utilizan para esconder la identidad de las personas involucradas en la corrupción”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s