Un telescopio submarino para mirar al otro lado de la Tierra

El equivalente a 400.000 piscinas olímpicas, un kilómetro cúbico de agua, de Mar Mediterráneo está plagado de cientos de estas bolas con ojos, buscando una sola cosa: neutrinos. 

Los neutrinos recorren el espacio, viajan años luz y atraviesas planetas sin entrar nunca en contacto con la materia. Esquivan los átomos que forman las cosas y pasan como fantasmas a través de nosotros.

 KM3NeT

Pero bajo el océano podrían chocar con un detector del telescopio KM3NeT. Es un proyecto con colaboración internacional que aún se encuentra en las primeras etapas de la construcción, pero su intención es comenzar pronto a rastrear los océanos en busca de las partículas más escurridizas del universo.

¿Qué es un neutrino?

Los neutrinos son partículas casi sin masa producidas en el sol y en eventos energéticos como supernovas, colisiones estelares y explosiones de rayos gamma. Debido a que las partículas apenas interactúan con el resto del universo, son muy difíciles de estudiar, aunque trillones de ellas pasan a través de tu cuerpo cada segundo.

Cuando extrañamente los neutrinos chocan con los núcleos de los átomos emiten destellos de energía que pueden detectarse, pero como estas interacciones no ocurren muy a menudo, los detectores de neutrinos tienen que cubrir mucho terreno.

¿Por qué esconder los detectores?

Los investigadores han intentado muchas estrategias. Han metido los detectores de neutrinos en depósitos de líquidos superenfriados, los han enterrado a kilómetros bajo tierra en minas abandonadas o bajo el hielo de la Antártida. Siempre esperando que los neutrinos fueran las únicas partículas capaces de llegar hasta allí y para así no tener interferencias de otras partículas. La avalancha de radiación regular, que de otro modo ahogaría el brillo más débil de las interacciones de neutrinos.

En este proyecto la idea es poner los detectores en el fondo del mar al otro lado del planeta, de los cielos que esperan estudiar para bloquear todo, excepto los neutrinos.

¿Cómo es un detector de neutrinos submarino?

No mucho más grande que una pelota de baloncesto. Cada telescopio está formado por cientos de detectores esféricos suspendidos en líneas verticales y conectadas entre sí.

 KM3NeT

El proyecto KM3Net consta de dos tipos de telescopio orientados a buscar neutrinos pero con diferente origen. Uno se llama ARCA, o Astroparticle Research with Cosmics in the Abyss, y se encuentra frente a la costa de Italia. Estudiará los neutrinos cósmicos de mayor energía producidos por los eventos más energéticos del universo, como los estallidos de rayos gamma. El otro telescopio se llama ORCA, o Oscillation Research with Cosmics in the Abyss, que se encuentra más cerca de Francia. Este telescopio estudiará las partículas de baja energía producidas por los rayos cósmicos que golpean la atmósfera de la Tierra.

Por ahora lo que se ha hecho son solo pruebas pero van a añadirse más. Cuando este proceso termine, los astrónomos podrán detectar señales de neutrinos con mucha más facilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s