Webber: La política como vocación

Weber pide que aparezcan “nuevos profetas políticos”. Gente que viva para la política y no de la política.

Tras la era de Bismarck, los observadores alemanes políticos coinciden en ver su época como un periodo en decadencia en muchos ámbitos. Una de las razones que Weber establece es la falta de líderes políticos de verdad. Existen jefes de aparato con puestos importantes pero no son políticos de vocación.

Partidos políticos y democracia

Weber introduce la institución del partido político como mecanismo compensador de las desigualdades. Comparte la mirada liberal de que la política ha de ser una actividad de ocio, de gente que tiene sus necesidades fundamentales aseguradas. Dentro de un orden liberal, quien ocupa las posiciones más altas dentro de la escala social es porque se lo ha ganado. Esos individuos son los más proclives a tener vocación política.

La extensión de otro régimen haría que la política se convierta en una actividad de “señoritos”. La forma de evitarlo se filtraría a partir de la existencia de los partidos políticos, donde conviven las elites y las masas. La institución de los partidos políticos tiene esa función de conectar las elites privilegiadas con las masas menos privilegiadas. Como el líder de partido necesita de las masas para que sus ideas lleguen al Parlamento, tiene cierto sentido el representarlas. Ya no estamos en la política de los partidos de agrupación de un solo individuo (como en la época de Cánovas y Sagasta). Ahora se necesita, cada cierto tiempo, recurrir a una masa de votantes muy grande. Si ignoras a esa masa no vas a conseguir llegar a los puestos de poder. En el Parlamento deberían estar representadas todas las clases sociales.

El gran éxito de la democracia es que ha conseguido que los intereses de la mayoría puedan tener alguna influencia. Cuando bajamos a las políticas reales, aparecen los intereses particulares.

El discurso político se vacía

Es un momento de cierto vaciado de esos intereses o ideas que antes nos unificaban. La política democrática del siglo XX estaba polarizada en dos grandes partidos de masas (centro derecha y centro izquierda).  Esos dos grandes partidos representaban dos grandes espacios sociales: los asalariados y las clases medias y altas. Esos dos grandes colectivos sociales eran muy visibles. Tenían organizaciones propias, desde parroquias hasta la patronal o sindicatos. Grupos sociales cuya existencia era muy objetiva. Los partidos pugnaban por verbalizar los intereses de esos grupos y había una cierta alternancia de poder. Esos grupos sociales hoy en día son muchos más confusos. Los hijos de los trabajadores manuales sueñan con ser empresarios de trabajos digitales. La mirada de la clase obrera tradicional se ha debilitado, y en las clases medias y altas los intereses tampoco están claros, pues están aterradas ante la perspectiva de caer en el espacio social.  La crisis ha provocado un empobrecimiento general en toda la sociedad. La difuminación relativa de estos dos grandes grupos de la sociedad prototípica del siglo XX, hace que hoy los partidos políticos tengan cada vez más difícil hablar a los componentes de esos grupos y satisfacer sus intereses. Las bases de la política se han hecho mucho más complejas. Es difícil hablar de los intereses a gente que cada vez sabe menos cuáles son sus intereses.

El discurso político se vacía. Como ya no podemos hablar en términos de intereses de clase, hablamos de voluntad, de sentimientos, de pasiones… El orgullo de clase hoy en día ha desaparecido. Las clases medias se sienten engañadas y el pacto social de antes no funciona. Esa rabia de clase radica en el auge de movimientos como Podemos o Vox. En cierto sentido, esto pasó en la Alemania de principios del siglo XX, fruto del paralelismo con el debilitamiento de las clases sociales.

Los medios de comunicación son un elemento importantísimo dentro de la biografía de los líderes políticos actuales, pues privilegian lo personal sobre lo profesional.

Un comentario sobre “Webber: La política como vocación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s